Bienvenidos...

... a la historia de un grande del amateurismo pincharrata: Saúl Horacio Calandra (1904-1973). El Toro Calandra. Número cinco, centrojás, dueño del mediocampo como nos gusta a los hinchas de Estudiantes: con garra, sacrificio, orden, solidaridad. Jugó de 1922 a 1929, y con sólo 25 años abandonó el fútbol por una lesión, dejando una huella imborrable. Varios textos de este blog integran un libro del periodista Rafael Labourdette -publicado en julio de 2012-, con prólogo de Walter Vargas y distribuido en La Plata, capital e interior del país. También, analizamos cada partido del Pincha y la gloriosa historia del fútbol albirrojo. ¡Gracias por acompañarnos!

PEDIDOS

<b>PEDIDOS</b>

#Horrible


Estudiantes 0 vs. Nacional (Paraguay) 1
Revancha octavos de final Copa Sudamericana 2017

4 comentarios:

Nes7or R.Cpp. dijo...

Nuestro plantel me hace recordar a los alumnos que tomaron las escuelas en capital porque no les gusta el plan de estudio. Es asi, los jovenes desafian la autoridad de los mayores y Matosas esta sufriendo eso. Me parece, otra explicacion no encuentro.

المراقبThe Observer dijo...

quiero recordar que este pescao es el último gol errado de Bochita Bochelli. Nos recomendó el paquete mayor y nos ganamos el tigre de la rifa.

Parece que no les gustaba a los muchachos, pero a mi no se por qué, no me gustó de entrada. Se veía un equipo tibio, no le metió corazon, no había vértigo, no habia nada. En el entretiempo a un equipo sin corazón le ponés a Casini y lo terminas de congelar. Eso hizo. Lo congeló. NI siquiera mandó al chavo y Campi y a Schunke de nueves a ganarlo de arriba. Nada.

Chau. Suerte viejo. Esto es otra cosa.

Espero que ahora venga algun chico con ganas, con hambre. EL pobre pibe del twit desafortunado hubiera andado. Anyway. Ojalá podamos remontar este barrilete. Demasiados ex jugadores veo alrededor. Demasiados años y poco hambre.

eduk dijo...

Camino. Gugnali. Profe Blanco.
Lo repito como un mantra

Nes7or R.Cpp. dijo...

La estupidez virga de no prestarnos la cancha es durectamebte propirciobal a nuestra estypidez de rajar a Nardi pir un comentario en contra de Bilardo, que derivo en Matosas y su fracaso con el grupo de jugadores.l
En los dos caos, triunfo la estupidez.